Entendiendo la filosofía del gamer

Celebrando que hace un par de días fue el #DíaInternacionalDelGamer, hemos querido hablar en este nuevo post sobre la cultura del gamer, su filosofía de vida, los videojuegos que marcaron un antes y un después en la industria del gaming, la jerga propia que utilizan etc. Es decir, todo aquello que nos acerque un poco más a esta tribu urbana y su manera de entender la vida. Pero empecemos por el principio.

¿Qué es un Gamer?

Pues en definitiva es un apasionado de los videojuegos, el cual tiene por objetivo o fin último superar cada nivel de juego con la máxima puntuación posible y con los records más altos, diferenciándolo de esta manera del videojugador tradicional, el cual simplemente juega por mera diversión sin tener grandes metas.

Entre su jerga habitual, se encuentran las siguientes palabras:

AFK: Significa “Away from Keyboard” Término usado para referirse a los jugadores que se encuentran en modo ausente.
BANNED: Se suele utilizar para prohibir a un usuario entrar en una partida. Generalmente el banned es por un largo periodo de tiempo o permanente, ganándose por haber tenido previamente una mala conducta.
CAMPER: Un jugador que encuentra una “posición estratégica” y pasa allí mucho tiempo matando enemigos. Es malo porque no juega en equipo.
CC: Crowd Control. Control de masas. La habilidad para limitar los movimientos o acciones del oponente.
CRIT: Critical hit. Golpe crítico. Ataque súper poderoso. Se genera de forma aleatoria, pero puedes transformar al personaje para hacer que mejore su posibilidad de golpe crítico.
DPS: Damage per Second. Daño por Segundo.
NPC: Non-playable Character. Jugador no-controlable. La tarea de los NPCs es ofrecer varias funciones como por ejemplo vender pociones.
SMURF : Jugador experimentado que crea una nueva cuenta simplemente para reventar algunos novatos.
MOB: Monstruo controlado por el ordenador.
CASUAL: Juego o jugador que requiere poca concentración o habilidad y juega de forma esporádica.

Esta pequeña muestra del gaming slang, nos puede llevar a entender el mundo creado en torno a este movimiento que sin duda despegó allá por los años 80 con los videojuegos más clásicos del mercado, con los que todo buen gamer experimentado debería haber jugado alguna vez:

Pac-Man (1980)→ El clásico come-cocos nacido en Japón, que marco un antes y un después en el mundo de los videojuegos. En una época en la que el género que más se vendía eran los shooters, la combinación de agilidad, estrategia y colorido de este videojuego llevó al mundo de los juegos en otra dirección.

 

Videojuego Pac Man perfecto para gamers

 

Metal Gear’ (1987)→Para llevar a cabo las misiones en esta serie de videojuegos, se utilizaba un sistema innovador en su época: la infiltración sigilosa y el espionaje. Juego basado en el sigilo, la táctica y el silencio, se diseñó para una computadora casera desconocida llamada MSX. Posteriormente la saga volvió a estar de moda gracias a PlayStation.

 

 

Super Mario World (1990)→Quizás no sea uno de los videojuegos más vendidos (ese honor lo tiene Super Mario Bros), pero si es uno de los juegos más influyente de la saga del fontanero del traje rojo. Tiene una mezcla explosiva entre dificultad y diversión perfecta para enganchar a todo tipo de públicos. Además marcó el debut de Yoshi, uno de los personajes más queridos del universo de Nintendo.

 

Video Super Mario World genial para un gamer profesional

 

Doom (1993)→Considerado un digno heredero de otro gran shooter llamado ‘Wolfenstein 3D’, tenía unos grandes y atractivos avances en diseño en lo referente a personajes y armas. Su fantástica jugabilidad, fueron cruciales para lo que vendría después: desde ‘Quake’ y el primer ‘Unreal’ hasta los actuales ‘Call of Duty’ o ‘Battlefield’, hoy una buena parte del universo gamer puede considerarse heredero de ese gran FPS de los noventas.

 

Videojuego Dom para todos los gamers profesionales

 

Completando la lista, podríamos seguir con: Age of Empires (1997), Grand Theft Auto (1997), Final Fantasy VII (1997), Super Smash Bros (1999) y un larguísimo etc, que han hecho que los videojuegos de hoy en día sean lo que son: una mezcla de mundos virtuales con gráficos 3D tan potentes, que te pueden dejar sin respiración, así como un instrumento de ocio tanto para niños como para mayores con el que disfrutar al máximo de tu tiempo libre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *