Ya son varias las enfermedades o síndromes asociados al uso del teléfono móvil, ya te hemos contado de la Nomofobia y del FOMO. Hoy te contaremos sobre la sensación de llevar el móvil con nosotros y de paso, sentirlo vibrar cuando no lo ha hecho. Sí, esto es un síndrome, el de la vibración fantasma.

Muchos seguramente lo han experimentado y se han sentido extraños al comprobar que no hay ninguna notificación en el teléfono… ¡de nada! ¿Y si nos parece oír la vibración y tampoco sonó? También entramos en el saco.

Es como un acto reflejo pero mental que ocurre porque estamos muy ansiosos, queremos que ocurra algo con y en nuestro móvil, a lo que el cerebro se anticipa e interpreta el mínimo movimiento.

Nuestro órgano más grande, la piel, se encarga de recibir las frecuencias (como estímulos) que generan las vibraciones y cuanto más estemos acostumbrados a llevar el smartphone encima, más fácil será caer en el síndrome.

Se ha demostrado que cerca de un 80% de la población lo sufre, en mayor o menor medida. También se ha revelado que los trabajadores de la salud son quienes más lo han sentido, se presume porque están más tiempo en estado de alerta.

Algo muy similar le ocurre a las personas que han perdido algún miembro, pues pueden sentir dolor, comezón, frío, calor, como si aún lo tuviesen (miembro fantasma).

Nuestro cerebro está alerta y no le gusta perder llamadas, mensajes o notificaciones, por ello prefiere avisarnos aún cuando ni sonó ni vibró. ¿Increíble, verdad?

Cuéntanos si te ha pasado y cómo fue.

¿Tienes algo que decir?

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *