Es muy sencillo crear un punto de restauración en Windows 10

Windows 10 es uno de los sistemas operativos más fiables. Sin embargo, cuando realizamos cambios en la configuración del equipo, ya sea por las propias actualizaciones de Windows o porque instalamos o desinstalamos programas, pueden surgir problemas  en nuestro ordenador. Por lo general, Windows 10 crea un punto de restauración de manera automática en el momento en el que se producen cambios importantes en el sistema operativo, como por ejemplo una actualización de Microsoft. No obstante, te recomendamos que crees un punto de restauración manualmente cuando vayas a realizar cambios en el sistema. De esta manera, guardarás toda la información vital del sistema operativo y podrás recuperarla en el caso de que algo vaya mal.

¿Qué son los puntos de restauración?

Los puntos de restauración son una copia de seguridad del sistema operativo en un momento determinado (fecha y hora específica). Esto te permitirá solucionar errores producidos en el sistema operativo Windows 10. ¿Cómo? Muy sencillo. En cualquier momento podrás hacer que el sistema operativo vuelva al estado en el que se creó el punto de restauración y en el cual todo funcionaba correctamente.

Debes tener en cuenta que cuando restauras el sistema a un punto anterior, se eliminan todos los programas, software o configuraciones realizadas en el sistema operativo tras la creación de dicho punto de restauración. Sin embargo los archivos creados, modificados o generados no se eliminan. Esto quiere decir que Windows 10 volverá a estar igual al momento de creación del punto de restauración. Pero continuará manteniendo todos los archivos creados o modificados desde la realización del punto de restauración hasta el momento de la restauración.
Dicho esto, a continuación te explicamos cómo crear un punto de restauración en Windows 10, así como restaurar nuestro sistema Windows 10 a un momento anterior.

Configura tu punto de restauración en Windows 10

  • Escribe Punto de restauración en el cuadro búsqueda de la barra de tareas de Windows 10 y presiona Intro. Seleccionamos la opción “Crear un punto de restauración”.
  • Una vez que la herramienta te muestra Crear un punto de restauración tienes que hacer clic sobre ella para abrirla.
  • A continuación, vete a la opción Configurar. Comprueba si tienes activada la protección en la sección Ajustes de Protección. Si no la tienes activada, debes activarla.
  • Luego, en Uso del espacio en disco es aconsejable que elijas entre 5 y 10 GB para, si lo necesitas, crear más puntos de restauración.
  • Cuando hayas configurado el espacio que ocupará el punto de restauración tienes que hacer clic en el botón Aceptar.
  • Lo siguiente es hacer clic en la herramienta de creación de punto de restauración. En esa interfaz tienes que hacer clic en el botón Crear junto con la descripción: Cree un punto de restauración ahora para las unidades que tienen activada la protección del sistema.
  • Esto provocará la aparición de una nueva ventana en la que tendrás que introducir un nombre para este punto de restauración que estás creando y que te permita reconocerlo cuando lo necesites.
  • Lo siguiente es hacer clic sobre el botón Crear para que el proceso de creación comience automáticamente. Y esperar hasta que el proceso se complete.

De esta manera tan sencilla habrás creado un punto de restauración. Fácil, ¿verdad? Ahora, en el caso de que tengas algún problema puedes volver a un estado anterior del sistema operativo Windows 10 en el que tu ordenador funcionaba perfectamente.

Cómo restaurar Windows 10 a un punto anterior

  • En este caso también también debes acceder a la herramienta: Crear un punto de restauración.
  • Una vez en la ventana, tienes que hacer clic en la pestaña Protección del Sistema.
  • Ya en la pestaña Protección del Sistema debes seleccionar la opción Restaurar sistema.
  • Entonces aparecerá un asistente de restauración, en el que tienes que pulsar sobre el botón Siguiente. Esto te llevará a una nueva ventana en la que verás el último punto de restauración creado en Windows 10.
  • En esa misma ventana, si marcas la opción: Mostrar más puntos de restauración, verás otros puntos de restauración creados anteriormente.
  • Una vez seleccionado el punto que deseas restaurar sólo tendrás que hacer clic en Siguiente. Esto te llevará a otra ventana en la que tendrás que seleccionar el botón Finalizar para proceder a la restauración.
  • Tu equipo se reiniciará y cuando termine el proceso se iniciará el sistema de nuevo.

Todos los programas instalados así como las configuraciones realizadas en el sistema operativo Windows 10 posteriores a la creación del punto que estás restaurando serán eliminadas. Sin embargo, tal y como te comentamos antes, los archivos creados, modificados o generados en el mismo período de tiempo se mantendrán intactos.

La tranquilidad no tiene precio. Así que antes de realizar cambios en la configuración de tu ordenador, crea manualmente un punto de restauración. Siempre contarás con esa copia de seguridad por si debes volver atrás ante cualquier incidente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *