Como sabrás, y si no lo sabes ya te lo decimos nosotros, Android es el sistema operativo más usado del mundo. Por consiguiente, existe un mayor número de aplicaciones peligrosas, creadas con el simple objetivo de perjudicarte: robar datos, incordiar o espiarte.

Todo esto lo puedes evitar, siempre y cuando sigas unas medidas de seguridad que a continuación te comentamos. De esta forma, evitarás toparte con situaciones que no le desearías a nadie.

Revisa tu teléfono

En ocasiones no nos damos cuenta y nuestro dispositivo ya se encuentra en peligro. Indicativos de que ya nos han invadido las aplicaciones maliciosas son el mal funcionamiento del smartphone, el consumo exagerado de batería, etc. Lo más importante es revisar todo lo que puedas para encontrar cualquier tipo de irregularidad en él.

Descarga las apps desde la tienda

El lugar más seguro para descargar aplicaciones es Google Play Store, la tienda nativa de apps de Android. En ella encontrarás la seguridad que necesita tu dispositivo para acceder a cualquier app que necesites o desees instalar. Esta medida no te asegura al 100% que no contenga ningún tipo de peligro pero es mucho más eficiente y segura que buscar aplicaciones en tiendas alternativas o tiendas pirata.

Evita los archivos APK (o descárgalos desde páginas seguras)

En Android existen unos archivos, al igual que pasa en Windows con los .exe, llamados .apk que son los usados para instalar las aplicaciones. Puedes encontrar estos archivos y descargarlos en cualquier rincón y te permiten disfrutar de apps que no están en la store oficial o que no son compatibles con tu dispositivo.

Siempre que puedas, obvia este tipo de archivos, ya que son la fuente desde la cual llegan más aplicaciones peligrosas. Busca sitios especializados y seguros en los que encontrarás los archivos .apk que necesites.

Olvídate de la piratería

Es terriblemente fácil encontrar aplicaciones pirata para dispositivos con sistema operativo Android. A prácticamente nadie le gusta pagar, y es un hecho que provoca la creación de la piratería. Debes recordar que los desarrolladores de apps y juegos necesitan beneficios para seguir creando cosas. Así es que obtendrás seguridad y calidad cuando adquieras aplicaciones legalmente. Además, estarás apoyando su trabajo por lo que gozarás de estándares de calidad más altos.

No descargues apps para hackear redes, juegos gratis, etc.

Debes ser consciente de que no existen aplicaciones con las que hackear redes Wi-Fi, ni otras que nos regalen juegos de pago, que den dinero gratis, o cosas por el estilo. Estas apps son engaños que lo único que buscan es generar descargas que se traducen en beneficios.

Ten cuidado con las copias sospechosas

Una medida que siguen muchas aplicaciones peligrosas es copiar el nombre e incluso el desarrollador de otras con un gran volumen de descargas como Whatsapp o Facebook. Cuando quieras descargar cualquier aplicación, antes de nada busca e infórmate de que sea la real y original.

Ahora todo queda de tu mano. Tú decides si tu smartphone será un centro de trabajo seguro, o no.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *