Puede pasar que nuestro smartphone o tablet no cargue, lo haga muy lentamente o muy rápido pero no rinda el tiempo normal. Existen varios motivos que explican estos problemas pero la gran mayoría de veces se debe al mal funcionamiento del cable USB o del puerto del dispositivo. A continuación, te contamos algunas razones por las que te puede pasar esto.

Cargador de pared

Antes de nada aclarar que la velocidad de carga con un cargador de pared es mucho más alta que conectado el dispositivo por USB al ordenador, ya que nuestro PC no genera la misma cantidad de mAh que una toma de corriente normal. También hay que tener en cuenta que los USB 3.0 de algunos ordenadores tienen más potencia de carga que los que son 2.0.

Las subidas de tensión imprevistas pueden estropear los cargadores, por eso recomendamos conectarlos a una regleta con protección a sobretensión. Y también poner objetos encima del cargador durante la carga puede provocar que se sobrecaliente.

Limpieza

Pelusa de nuestro bolsillo, algo de polvo y otros desperdicios minuciosos pueden bloquear la conexión. Así que échale un vistazo para asegurarte de que no hay nada dentro del puerto micro USB.

 

Cargador y batería

A veces el problema puede venir porque el cable no haga correcta conexión, prueba a moverlo y si ves que parpadea el icono de carga, necesitas cambiar de cable. Esto se suele dar por estar constantemente  enrollando, doblando o tirando de él.

En otras ocasiones si el cargador funciona bien con otros dispositivos similares, el problema seguramente provenga del estado de la batería, por lo que hay que cambiarla.

Servicio técnico

Si todo lo anterior no te funciona, seguramente el paso que debas dar es contactar con tu servicio técnico. En el caso de Primux, en menos de una semana tendrás tu dispositivo arreglado y en casa, gracias a nuestro equipo técnico.

 

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *