Ya son parte de todas nuestras conversaciones por chat, de nuestros textos en Twitter, Facebook e Instagram y ahora, los emoticonos también son parte de nuestro cerebro.

Así lo han demostrado estudios recientes sobre emoticonos, como el de Social Neuroscience que indica que:

  • Nuestro cerebro interpreta las distintas caritas y corazones, reaccionando con el mismo gesto. Es información verbal no traducida.
  • Si usamos emoticonos en mensaje negativos, estos disminuyen su efecto.
  • Han reemplazado gestos y tonos de voz en las comunicaciones a distancia.

También revelaron que son las mujeres, gracias a que son más emocionales, quienes dan más uso a las famosas figurillas.

Cada vez ganan más terreno, tanto que os recordamos que piensan usarlos como contraseñas a algunas aplicaciones, especialmente las de los bancos.

emoticonos
Emoticonos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *