Con el paso de los años y a medida que nos vamos haciendo al manejo del smartphone, vamos cogiendo ciertas manías que acaban dañando directa o indirectamente a la vida útil de nuestro móvil. Por eso, desde Primux, queremos recordarte lo que no debes hacer con tu smartphones si quieres que este funcione como desde el principio.

No actualizar aplicaciones

En contra de todo lo que siempre has pensado, actualizar las aplicaciones solo puede mejorar el funcionamiento de tu dispositivo. Los desarrolladores crean las actualizaciones para mejorar las versiones y eliminar los errores.

No utilizar el bloqueo de pantalla

No establecer un código de seguridad o un patrón de bloqueo puede salirte muy caro. En caso de pérdida o robo, no tener patrón facilitará que la persona que tenga tu móvil pueda acceder a tus archivos o usarlo para todo tipo de acciones, incluso las compras online.

No hacer copias de seguridad

Si no realizas copias de seguridad, todos tus archivos, fotos y datos almacenados en la memoria de tu dispositivo pueden desaparecer si este se estropea o lo pierdes. Es por eso que hoy en día se hace imprescindible mantener los archivos almacenados en un ordenador o en otro dispositivo seguro.

Almacenar todos los datos en la nube

Igual que lo que te explicábamos anteriormente, también puede ser peligroso almacenar todos los datos en un servicio de almacenamiento en la nube. Aunque no es habitual, estas plataformas pueden ser hackeadas. Hacer copias de seguridad en soporte físicos, por tanto, se vuelve todavía más imprescindible.

Dejar que el móvil se descargue completamente

No dejes que tu móvil se descargue completamente. Esto significa que no debes dejar que se apague por falta de batería. Recárgalo siempre antes de que llegue a un nivel inferior del 15% de batería. Con este simple gesto conseguirás alargar la vida de la batería y una autonomía óptima.

No apagarlo nunca

Para evitar el desgaste innecesario de los componentes, es recomendable apagar el dispositivo de forma periódica. Puedes hacer, por ejemplo, durante tus horas de sueño.

Tener activado WiFi y Bluetooth todo el tiempo

Tener estas dos opciones activadas continuamente supone un derroche de batería. Lo mejor es activar únicamente cuando lo vayamos a utilizar.

No proteger la pantalla

Lo último en tendencias es llevar el móvil sin protección dejando a la vista la estética del mismo. Esto es un gran error. Al menos considerar proteger la pantalla con láminas contra arañazos, salpicaduras y roturas es muy recomendable si no quieres llevarte más de un susto.

Guardar fotos comprometidas en la galería

Recibir fotos comprometidas por Whatsapp es más común de lo que crees. Y estas acaban formando parte de tu galería automáticamente. Vete a los ajustes de las aplicaciones y cámbialo para que dejen de guardarse en tu dispositivo.

No guardar tu IMEI

El código IMEI es único para cada dispositivo, y cuando no haya otra alternativa, la operadora podrá acceder al equipo y bloquearlo de forma remota. Aunque no recuperaremos el dispositivo, al menos sabremos que nadie tendrá acceso a nuestros archivos personales.

Conviene por tanto guardarlo. Este código aparece en la caja del dispositivo aunque si no la conservamos, lo conseguiremos introduciendo en el dialer lo siguiente: *#06#. El código que nos aparecerá en pantalla es el IMEI. Recomendamos anotarlo y guardarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *