¿Eres de los que dejan el móvil o el ordenador a tus hijos pequeños? Nosotros estamos a favor de que los niños accedan a la tecnología. Pero siempre que los padres estén en control del dispositivo. El acceso a Internet se ha convertido, por diversos motivos, en una herramienta imprescindible para educar a los niños. Pero siempre bajo un uso seguro de la red.

Cuando hablamos de niños, todos los riesgos se multiplican. Desde la familia se deben tomar ciertas medidas para evitar algunas prácticas. Así, los menores aprenderán a utilizar Internet de una forma responsable y adecuada a su edad. Te proponemos una serie de consejos de seguridad en Internet para que tus hijos naveguen sin problemas.

Ser unos padres digitales bien informados

Es importante que los padres conozcan cómo funcionan las redes sociales. También a qué tipos de contenidos suelen acceder sus hijos, cómo realizar búsquedas en Internet, etc. Solamente a través del conocimiento del entorno digital se puede informar a nuestros hijos de los posibles riesgos.

No proporcionar datos personales

Cuando creamos un perfil en redes sociales es importante acceder a la configuración de la privacidad para que no se publique de forma automática algunos datos personales que no nos interesan, como la dirección o el número de teléfono móvil.

Enseñar a pedir ayuda

Está en mano de la familia enseñarles a detectar las señales de peligro y crear un clima de confianza. De esta forma sabrán cómo pedir ayudar desde el primer momento en el que se sientan acosados.

Aprender a diferenciar

Es esencial que los niños sepan distinguir lo que es un amigo y lo que es un simple contacto de las redes sociales al que no conocen. Deben comprender que la confianza entre un amigo o compañero de clase y un contacto desconocido de Internet con el que no ha tenido contacto físico ni sabe nada de él, no debe ser la misma.

Utilizar la protección en los navegadores

La mayoría de navegadores cuentan con aplicaciones para monitorizar el uso seguro de Internet y proteger a los niños de los contenidos destinados a adultos. En algunos casos, es recomendable activar la restricción del acceso según la edad o bloquear las compras a través del móvil.

Crear accesos independientes en el dispositivo

Es muy habitual en las familias que todos los miembros accedan con la misma contraseña al ordenador. Si establecemos una contraseña para cada perfil, podremos determinar controles de seguridad y hacer un seguimiento de lo que hacen nuestros hijos.

Los niños de hoy en día se van familiarizando con la tecnología de forma natural desde pequeños. Pero necesitan que los adultos establezcan límites para que hagan un uso adecuado de Internet.

Desde Primux hemos desarrollado una aplicación llamada Help Launcher Kids para que los más pequeños usen de manera seguro su smartphone y no perder el control sobre lo que hacen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *