FOMO viene del inglés “Fear of Missing Out”, o miedo a perderse algo o lo que está pasando. Y si bien es algo que ha podido existir siempre, ahora se trata no de cualquier cosa, sino de lo social mostrado en el mundo digital.

Pero esta patología va más allá de sentir miedo a perderte cosas, eventos, etc., y es que quienes la padecen sienten que su vida es menos interesante que la del resto.

La sociedad evoluciona, de eso no hay duda, y la tecnología juega un papel más que fundamental. Nuevas fobias y síndromes han surgido por increíbles avances, como los logrados en la telefonía. El uso de ordenadores, smartphones y tablets nos parece ya imprescindible. Por esto es comprensible que sintamos este miedo a perdernos (FOMO) cuando vemos que nuestros conocidos viven cosas que nosotros (por tal o cual razón) no.

¿Quiénes son las víctimas?

Estudios recientes han revelado que el rango es amplio entre los jóvenes, yendo desde los 14 años hasta los 36, con una estadística de 3 de cada 10 personas entre esas edades. Hablamos de un tercio de la población.

Se trata de una identidad social, ligada también a nuestra autoestima. Los humanos sentimos la necesidad de pertenecer y el FOMO desencadena en depresión, envidia, exclusión y ansiedad.

Queremos saber qué hacen los demás y por ello podemos estar conectados siempre, atentos a lo que nos  perdemos… Sí, paradójicamente, es así como más nos perdemos cosas, incluso de nuestra propia vida.

Si sabes algo de inglés, puedes ingresar aquí y hacer el test, que te indicará qué tanto te afecta el FOMO.

FomoFomoFomo

 

 

 

 

 

Lo curioso es que quienes más veces actualizan su estado o sus fotos en las redes sociales, son quienes más lo sufren.

Cómo se combate

Sí, se puede superar. Con fuerza de  voluntad y estos consejos dados por especialistas, puedes salir del círculo vicioso que genera el miedo a perderte algo.

  • Ponte normas, como no revisar las redes en ciertas horas y días.
  • No prestes atención a las notificaciones de tus dispositivos móviles.
  • No creas todo lo que tus conocidos publican. Fotos y estados son solo una percepción, por tanto no son del todo verdad.
  • No idealices.
  • Busca vivir el presente.

FOMO

Existe la contra del FOMO. Se trata del JOMO (Joy of Missing Out) o la alegría de perderse lo que pasa. Estar en casa descansando, disfrutando de una película, libro, etc., puede ser igual de gratificante, con lo cual restas importancia a lo que otros puedan hacer o mostrar en las redes. La idea es olvidar y superar la ansiedad que genera ver lo de otros.

No podemos abusar del uso de las redes sociales ni los dispositivos móviles, ya que podemos caer en enfermedades como la nomofobia.

¿Tienes algo que decir?

Loading Facebook Comments ...

One thought on “FOMO, un nuevo síndrome que nos une a las redes sociales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *