Si Papá Noel te ha traído un nuevo teléfono móvil y quieres empezar a usarlo. Pues toma nota de nuestros consejos.

¿Papá Noel te ha traído un nuevo teléfono móvil? ¡Enhorabuena! Eso es que te has portado bien este año. ¿Ya lo has estrenado? ¿No? Pues entonces no dejes de leer este post. Hoy te vamos a dar una serie de consejos para que cuides tu nuevo teléfono y disfrutes de un mayor rendimiento, potencia y seguridad por más tiempo.

Establece los parámetros de seguridad correctos

Antes de nada, lo primero que debes hacer es configurar los parámetros de seguridad de tu nuevo teléfono móvil. Lo más probable es que tu Smartphone venga con lector de huella dactilar. Así que configura cuanto antes las huellas que vas a usar para que nadie pueda desbloquearlo. Si se trata de un móvil Android, en el proceso también es necesario establecer un PIN o un trazo sobre la pantalla. Por otra parte, Android también tiene la función Smart Lock, que es recomendable que la revises si tienes un dispositivo wearable.

Configura la pantalla para que se apague y se bloquee

Establece un tiempo corto para que la pantalla de tu teléfono móvil se apague y, de esta manera, evitar miradas indiscretas y ahorrar batería. Si lo que quieres es que tu teléfono tenga autonomía para un día entero se recomienda un tiempo de bloqueo inferior a 30 segundos. En Android puedes encontrar esta configuración en Ajustes > Pantalla y brillo /Auto-bloqueo. Y en iPhone en Agustes > Pantalla.

Activa el rastreo de tu teléfono móvil

A través de los sistemas para encontrar un móvil perdido que tienen en Apple y Google se puede localizar un móvil robado o extraviado, así como hacerlo sonar, borrar todo su contenido a distancia y bloquearlo definitivamente para que, si bien ya nos lo han robado, no puedan usarlo. Así que si tienes un Android tienes que ir a Ajustes > Seguridad > Encuentra mi dispositivo. Y si tienes un Iphone tienes activar el “Encuentra mi iPhone” en los Ajustes poniendo tu cuenta de Apple.

Optimiza la batería desde el primer momento

Si quieres mantener la batería de tu nuevo teléfono móvil como el primer día más tiempo, configura la pantalla. Si bien es cierto que el brillo automático es muy útil para ofrecer la iluminación adecuada según la situación, los aumentos de brillo cuando baja la luz ambiente consumen mucha batería. Así que lo mejor que puedes hacer es bajar el brillo de la pantalla de tu nuevo móvil. Además, tanto en iPhone como en las últimas versiones de Android hay ajustes especiales para ahorrar batería. No dejes de revisarlos.

Prepara la copia automática

No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Seguro que conoces el refrán, ¿verdad? Pues aprovecha el primer día para establecer un sistema de back-up en tu nuevo móvil, ya que es cuando la copia de seguridad de tu móvil tiene menos datos. En Android se puede hacer directamente con Google Drive y en Apple con iTunes. Además, cuando vuelvas a cambiar de teléfono móvil te será mucho más sencillo y tendrás la certeza de que no perderás tus fotos.

Comprueba si existen actualizaciones nuevas

Cada vez que un Smartphone nuevo sale al mercado, los fabricantes suelen liberar actualizaciones en los primeros días de su vida con el fin de pulir los pequeños fallos que aún pudieran existir. Por eso es bueno que compruebes si existen actualizaciones nuevas para sacarle el mayor partido a tu teléfono. Basta con que vayas a Ajustes > Información del Sistema > Actualizaciones del sistema.

Asegúrate de que todos tus contactos siguen en la agenda

En numerosas ocasiones, cuando cambias de teléfono y ya has pasado todos los datos de tu viejo móvil al nuevo dispositivo, te das cuentas de que muchos de tus contactos no están en la agenda. Por desgracia, esto ocurre bastante a menudo. Lo habitual es realizar una copia de seguridad en la tarjeta SIM o exportar un archivo VCard a la memoria interna, para posteriormente importarlo en el nuevo móvil.

Sin embargo, existe una forma aún más sencilla. En la aplicación “Contactos” de tu antiguo móvil, tienes la opción de exportar la lista completa de personas a la cuenta de Google asociada al dispositivo. De este modo, una vez que inicies sesión con esta misma cuenta en el nuevo dispositivo, los contactos se sincronizarán. En caso de que tu móvil sea un iPhone puedes hacer una copia de seguridad de tu dispositivo anterior con iTunes y transferirlo a tu nuevo dispositivo.

Empieza a usar un gestor de contraseñas

Por mucho que pienses que tu contraseña es segura, siempre existe la posibilidad de mantener tus cuentas e información aún más protegidas. Una forma sencilla de hacerlo es usar un gestor de contraseñas (LastPass, iPassword o BitWarden). Este tipo de herramientas te permite utilizar credenciales más complejas y no repetirlas entre diferentes cuentas. Además, te evitas tener que memorizarlas.

Deshabilita o desinstala las aplicaciones que no vayas a usar

Aunque parece que los fabricantes se están dando cuenta de que los usuarios no quieren aplicaciones inútiles en sus teléfonos móviles, todavía hay muchos que las incluyen. Por suerte, es muy sencillo acabar con ellas.

Basta con ir a Ajustes > Aplicaciones >Todas las aplicaciones, e ir desinstalando o deshabilitando todas aquellas que creas que no vas a usar jamás. Eso sí, ten cuidado de no deshabilitar aplicaciones del sistema que puedan afectar al funcionamiento normal de Android, o de lo contrario podrías tener que restaurar los valores de fábrica y perder todos tus datos almacenados. En el caso de que tengas un iPhone solo tienes que mantener pulsada ligeramente la app hasta que se mueva y pulsar x  y, a continuación, pulsar Eliminar.

¿Preparado para empezar a usar tu nuevo teléfono móvil?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *