A día de hoy podemos decir que los smartphone le están quitando protagonismo a las cámaras de bolsillo. Cada vez es mayor el porcentaje de público que usa en su vida diaria el teléfono móvil para sacar fotografías y no una cámara.

Sin embargo, a pesar de los avances tecnológicos, todavía existen limitaciones a tener en cuenta como la ausencia de zoom óptico o el rendimiento con poca luz. Para poder conseguir los mejores resultados, hemos elaborado una guía de consejos imprescindibles a la hora de hacer fotos con tu smartphone.

1. Limpia la lente.

Muchas veces esto se nos olvida y nos damos cuenta cuando ampliamos las fotos y vemos esas manchas tan molestas. La lente se ensucia fácilmente dado que manoseamos el móvil cada vez que lo utilizamos. Por lo tanto, hay que limpiar con la mayor frecuencia posible. Una camiseta de algodón suave puede servirnos, siempre frotando con cuidado de no rayar la lente.

2. Usa luz natural siempre que puedas.

La fotografía es posible gracias a la luz, de ahí que sea el aspecto más importante y que condicionará en su totalidad el resultado. Lo mejor es trabajar con luz natural siempre que sea posible, incluso si no estás en el exterior: luz abundante y preferiblemente difusa.

3. Especial cuidado con los contrastes y contraluces.

Una iluminación dura y contrastada puede ser un recurso interesante para crear contrastes marcados. Los contraluces también pueden ser un bonito recurso en algunas situaciones pero hay que tener especial cuidado porque a veces puede arruinar completamente la fotografía.

4. Evita el uso del flash.

La luz natural, como bien idicamos al principio, es el mejor aliado para cualquier fotografía. Saldrá clara, con mayor calidad y con un color real.

5. En las fotografías nocturnas, busca un apoyo.

Tener un apoyo sólido es imprescindible cuando hay falta de luz o las condiciones son complicadas. De este modo, fijarás el dispositivo y evitarás que los temblores de la mano estropeen la foto.

6. Usa la cuadrícula.

Esta te ayudará a ajustar la escena ya que sirve de guía para fijar puntos o marcar líneas.

7. Aprovecha la perspectiva.

Jugar con la perspectiva crea recorridos visuales dentro de las composiciones y proporcionan profundidas a las imágenes. Los reflejos, además, crean una ilusión de repetición muy interesante. Tampoco hagas todas las fotos de pie y a la altura de los ojos, busca nuevos enfoques. Los planos picados o contrapicados también pueden dar ese toque más ‘cool’ a una foto que de otro modo sería demasiado clásica, y si nos vamos a un plano cenital (desde arriba) o nadir (desde abajo) el efecto es todavía más llamativo.

8. No hagas zoom.

Igual que el flash, hacer zoom con un móvil suele estropear la foto. Lo mejor es disparar la foto normal y después recortar un detalle con alguna app de edición.

Rara vez conseguiremos la foto perfecta a la primera, así que lo mejor es armarse de paciencia y explorar distintas opciones. Con la práctica, tus fotos serán cada vez mejores. Y con estos consejos, tendrás mucho camino labrado hasta la imagen perfecta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *