Notas que la velocidad de tu conexión a internet vía WiFi es cada vez más lenta. Y lo primero que se te pasa por la cabeza es la posibilidad de que tengas algún intruso conectado a tu router, ¿verdad?

A pesar de los avances tecnológicos, robar la conexión Wi-Fi sigue siendo uno de los problemas más frecuentes. Pero no te preocupes, aquí te mostraremos cómo puedes saber si alguien te está robando conexión.

La reducción de la velocidad de la conexión es uno de los motivos que pueden hacerte sospechar de un posible robo por parte de un vecino. O alguien que se encuentre cerca de tu router inalámbrico, claro.

Si contactas con el operador que te ofrece el servicio de internet y te asegura que no hay ningún tipo de problema con tu red, es momento de empezar a pensar en que tienes un ladrón no muy lejos de ti.

Los cortes intermitentes que se producen cuando navegas en internet, son otro problema derivado del robo de señal. El ejemplo más claro lo tenemos cuando estamos consumiendo contenido en streaming: la resolución de las imágenes baja. Esto es sinónimo de que hay alguien disfrutando de internet a tu costa, y sin pedirte permiso.

Comprobar quién te roba Wi-Fi con el móvil o tablet

Existen numerosas aplicaciones que realizan esta función. Pero para el trabajo que van a realizar, hemos escogido en este caso la más sencilla en cuanto a interfaz y mecanismo: Fing. Una vez descargada la app, ella misma realizará prácticamente todo el proceso de búsqueda y detección.

Pasados unos segundos desde que abren la aplicación, se mostratá quién está coenctado a tu red. Podrás ver direcciones IP, códigos MAC y tipo de dispositivos. De esta forma te será mucho más fácil saber quién se está aprovechando de tu conexión.

Comprobaciones desde tu pc

Otra forma de poder saber esta información, están los programas clásicos de escritorio como Wireless Network Watcher o LanScan. Su funcionamiento es muy sencillo, ya que el propio programa que uses, detectará en todo momento quién está conectado a la red. Debemos seleccionar cuál es la red que nos interesa controlar y nos ofrecerán un análisis de los usuarios contectados a la misma.

Otro posible acceso es acudiendo a las puertas de enlace. Basta con copiar las direcciones 192.168.1.1 o 192.168.0.1 para acceder a nuestro router desde el ordenador. De esta forma sabremos si hay personas ajenas conectándose al Wi-Fi.

Ahora que sabes cómo detectarlos, acaba con los intrusos. ¡A disfrutar al máximo de tu red!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *