Una de las preguntas que nos hacemos con más frecuencia en relación a los dispositivos electrónicos es si deberíamos seguir cargando la batería a pesar de que esta haya alcanzado el 100% de carga. Y sobre todo nos lo preguntamos cuando acabamos de comprar un portátil nuevo, un smartphone nuevo, o cualquier producto que queramos cuidar para que nos dure muchos años.

Pues bien, he aquí la respuesta a tus problemas: en el caso de un ordenador portátil, tablet o smartphone, lo ideal consiste en no alcanzar con frecuencia el 100% de carga sino desconectarlo alrededor del 75% y no seguir usando la batería por debajo del 20%. De esta forma, conservarás la batería equilibradamente evitando la necesidad de cambiarla.

En cuanto al teléfono móvil debes saber que no es recomendable usarlo mientras se carga. El uso activo del dispositivo sumado a la carga de la batería suele elevar la temperatura y los cambios por debajo de los 10º y/o encima de 25º son los peores enemigos de cualquier aparato digital.

Consejos para que la batería de nuestro dispositivo no se degrade

  • No dejar que se descargue totalmente cada vez que lo usemos.

  • Mantener la última versión del sistema operativo.

  • Utilizar el cargador oficial.

  • Evitar poner los dispositivos al sol o en lugar con temperaturas muy altas.

  • Cargar el dispositivo sin funda, para que pueda disipar el calor y evitar un sobrecalentamiento.

  • Revisar qué apps están funcionando de fuga de la batería. Y si hay alguna, restaurar y volver a empezar.

En cuanto a los ciclos, da igual si son largos o cortos, mientras que sigan las indicaciones anteriores. Los ciclos aumentan o disminuyen en función de si la carga es más larga o menos larga. Pero a fin de cuentas es exactamente lo mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *